Gigantes de Cariñena

Gigantes de Cariñena 2018-09-17T18:04:18+00:00
Gigantes y Cabezudos de Cariñena

Lagunas es la figura femenina de la pareja de vendimiadores a la que homenajean estos emblemáticos gigantes. Toma su nombre del culto que se realiza a la Virgen de Lagunas en la localidad.

Aparece representada con una elegante cesta que rebosa uvas garnacha, combinando un elegante chaleco color vino con una camisa blanca que resalta la serenidad de su mirada. La figura mide 3´60 metros y pesa 50 kg aproximadamente.

La figura original fue construida el año 1983 por Aragonesa de fiestas y Xavier Garate. Su restauración, junto a la de Valero “el vendimiador”, corrió a cargo de los artistas Santiago Arche y Ángel Blasco el año 2014. Además colaboraron en la elaboración de sus vestimentas la Asociación de mujeres “La Garnacha” Cariñena y Eduardo Ortiz, creador del farcino de Valero. Lagunas fue bautizada, junto a su pareja Valero “el vendimiador”, el día 14 de septiembre de 2014, en el transcurso de la celebración de la Fiesta de la Vendimia. Actuaron de padrinos y testigos del acto, las Comparsas de Gigantes de Gallur e Híjar, además de los tradicionales gigantes de Cariñena, Pilar “la curandera” y Manuel “el de la voz”.

Pareja de Lagunas, esta figura representa a Valero “el vendimiador” que toma su nombre del patrón de Cariñena.

La figura porta en la mano derecha el típico farcino de la zona para la vendimia de los racimos de uvas. Además, viste una elegante tocinera a cuadros, conjuntada con una llamativa faja de color vino. La figura mide 3´60 metros y pesa 50 kg aproximadamente.

La figura original fue construida el año 1983 por Aragonesa de fiestas y Xavier Garate. Su restauración, junto a la de Lagunas “la vendimiadora”, corrió a cargo de los artistas Santiago Arche y Ángel Blasco el año 2014. Además colaboraron en la elaboración de sus vestimentas la Asociación de mujeres “La Garnacha” y Eduardo Ortiz, creador del farcino de Valero.

Ambos gigantes fueron bautizados el día 14 de septiembre de 2014, en el transcurso de la celebración de la Fiesta de la Vendimia. Actuaron de padrinos y testigos del acto, las Comparsas de Gigantes de Gallur e Híjar, además de los tradicionales gigantes de Cariñena, Pilar “la curandera” y Manuel “el de la voz”.

Esta figura homenajea a un querido ciudadano de la Cariñena del s.XX como fue Manuel, el pregonero municipal durante décadas en la localidad.

Manuel, nació el 13 de octubre de 1899. Hijo de Fernando y Antonia, tenía tres hermanas, Elena, Asunción y Antonia. Manuel sufrió un ataque de meningitis que le dejo una cojera permanente.

Manuel adquirió una gran relevancia a lo largo de su vida y es por ello por lo que se honró su memoria en el momento de su fallecimiento a comienzos de los 90, con la realización de este gigante que fue presentado, junto con el de Pilar “la curandera”, en las fiestas patronales de 1993. Su construcción corrió a cargo de Aragonesa de Fiestas.

Ambas figuras fueron restauradas en 2009, fecha en la que se cambió la estructura interna de cartón-piedra y madera, por una más ligera de a poliéster y aluminio; y en 2013, cuando sus porteadores, Ángel Blasco y Santiago Arche, restauraron la cabeza y las manos añadiendo a la figura el cigarrillo en la mano izquierda que luce en la actualidad. Finalmente, en 2016, se renovaron sus vestimentas, labor que corrió a cargo de Ana Bellido, Carmela Bogué, Isabel Revilla, María José Laplana, María Pilar Binaburo, Gregoria Aguar, Nieves Deza y Basi Gracia de  la Asociación de mujeres “La Garnacha”.

La figura mide 4 metros de altura y pesa 24 kilos (antes de su reforma, 40 kg).

Pilar fue otra conocida vecina de la localidad durante el s.XX. Nacida en Cariñena en 1909, su relevancia entre los vecinos vino por sus dotes como curandera. Tales eran sus dotes que por sus manos no solo pasaron sus propios convecinos, sino que muchos fueron los que desde los pueblos de la comarca se acercaron a Cariñena a consultar con Pilar sus problemas de salud.

Falleció el 10 de octubre de 1991 y debido a la relevancia que Pilar tuvo entre sus vecinos, el Ayuntamiento propuso la creación de un gigante en su honor.  Su construcción corrió a cargo de Aragonesa de Fiestas y fue presentada en sociedad en las fiestas patronales de 1993 junto a la figura de Manuel “el de la voz”

Ambas figuras fueron restauradas en 2009, fecha en la que se cambió la estructura interna a poliéster y aluminio dejando atrás el cartón-piedra y la madera; y en 2013, cuando sus porteadores, Ángel Blasco y Santiago Arche, restauraron la cabeza y las manos añadiendo a la figura los pendientes que luce en la actualidad y pintura granate en los labios. Finalmente, en 2016, se renovaron sus vestimentas, labor que corrió a cargo de Ana Bellido, Carmela Begué, Isabel Revilla, María José Laplana, María Pilar Binaburo, Gregoria Aguar, Nieves Deza y Basi Gracia de  la Asociación de mujeres “La Garnacha”

La figura mide 4 metros de altura y pesa 24 kilos (antes de su reforma, 40 kg).

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someone

Navegación

Noticias Relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies